Vasos de bambú de Ecoffee Cup

zero waste

El camino del residuo cero es largo y tortuoso, lleno de errores y aprendizaje, lo que un día parece imposible al día siguiente es algo más probable. Hace 3 años me compré mi primer vaso para llevar el café, era de un cristal muy pesado, con el lago de Starbucks muy grande, para que todo el mundo lo viera, la tapa era de plástico con un agujero para meter la pajita verde oscura que todavía conservo. Me encantaba…. y era de todo menos práctico. Pesaba demasiado para llevarlo a ningún lado y me daba miedo que se me cayera y se rompiera en mil pedazos, la tapa se abría con demasiada facilidad y si lo metía en el bolso después de tomar algo cualquier partícula de bebida que pudiera quedar en el vaso se salía por el agujero de la pajita.

Me hizo muchísima ilusión comprar ese vaso, me encantaba pero no fue mi mejor decisión. Así que cuando se me rompió por meterlo en el microondas decidí que esta vez compraría algo más práctico, algo que no solo entrase por los ojos. Hemos tardado varios meses en decidirnos pero ha valido la pena. Teníamos que decidir entre diferentes materiales, tamaños y colores y este ha sido el resultado.

Después de mucho buscar entre las diferentes alternativas nos decidimos por el bambú como material principal, el tamaño más grande posible que han sido 400ml y el estampado que era el punto que menos nos interesaba lo hemos dejado un poco al azar. ¿Por qué al azar? Pues porque al final hemos comprado un pack de 3 vasos en Amazon y aunque los estampados no estaban mal, tampoco eran nuestros favoritos. ¿Y por qué entonces compramos ese pack? Pues porque era el que mejor encajaba de precio y condiciones, aunque los colores no fueran los mejores.

Si queréis ver el unboxing y más sobre mi opinión mirad este vídeo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *